EL MUNDO: “MOONLIGHT”: LA LUCIDEZ DE LA AGONÍA

“Todo es más trivial y más importante de lo que nunca fue, y la diferencia entre las dos cosas ya no me importa”. Así se expresaba, en la última y definitiva entrevista que concedió, Dennis Potter, guionista mítico. Le comía un cáncer. Y en el entrecomillado, ya sin apenas aliento, dejó buena parte de las claves para entender su obra. ¿Quién sabe si no está ahí la clave de todo? Narrar desde la lucidez de la agonía. Por alguna razón, Moonlight, la segunda película del director Barry Jenkins, vive entera en esa frase. […]  Quizá, la más emotiva, reveladora, sorprendente y anómala (todo a la vez) película del año. Es así.

EL MUNDO